RELACIONES

 

Hay que ver lo que da de sí ir al parque con la peque. El otro día necesitaba airearme un poco y me fuí al parque con la nena y mi amiga con sus hijos. Y mientras ellos jugaban, nosotras arreglábamos el mundo un poco.
Antes de que ellos llegasen, me senté en un banco dispuesta a mirar un poco el facebook, por aquello de que ahora tengo un móvil multimedia que me da la vida cuando no estoy en casa. Resulta que cuando voy a sacar el teléfono del bolso, de repente, miro el banco de enfrente y veo tres chicas adolescentes, de las de toda la vida, playeros, tejanos y melena al viento. Las tres muy juntas, con lo cual deduje que eran amigas, pero no por la conversación, que no la tenían.
Cada una de ellas estaba tecleando en su móvil como si les fuera la vida en ello, que seguro que “whatsappeaban” o se “twiteaban” o se “facebookeaban”, yo qué se, pero ni se miraban, ni se hablaban.
Allí estuvieron hasta que llegó mi amiga, y al cabo de un rato me dí cuenta de que se habían ido, se les habría acabado la batería o el saldo…
Y yo reflexionaba sobre las relaciones humanas, y pensaba en lo bonito que es encontrarte con un amigo y darle un abrazo, reirte a carcajadas de sus chistes, mirarle a los ojos y saber lo que piensa y que se te pase el tiempo volando cuando le cuentas tu vida o te cuenta la suya.
Y eso, se lo están perdiendo estos jóvenes, que de tanto darle al móvil, no van a saber cómo se hace el amor en su puñetera vida!!