PARA MI TRIANA

A ti, que me miras de frente, nunca te he escrito un poema
y es tiempo de decirte con letras
que adoro tu sonrisa fresca,
la suavidad de tu piel, tu curiosa mirada,
tu arrojo en la oscuridad de un quebranto;
tus certezas, que son leyes no escritas,
la implicación que derrochas con las causas perdidas.
Esa ternura unas veces, esa furia que sacas ante la injusticia;
la independencia de ideas.
El hilo de acero que une tus lazos de afecto.
Tu hacer responsable, la pasión por la vida,
tu entrega, el enojo, la ira.
La capacidad de perdón y
tu fortaleza.
Pensaba que no encontraría las palabras para escribirte un poema,a ti que me miras desde el espejo, con la tristeza en los ojos pero el corazón sereno;no te olvides que el amor más grande, es el que sale de dentro y tú, dentro, eres ese alma hermosa que te dijo un poeta, alma de niña y corazón de fuego.

AMANECÍ

Amanecí al tenerte entre mis brazos.

Amanecí a la vida que me llenó de gotas de rocío

entre mis muslos tibios donde habitas

como ermitaño celoso en su retiro.

Y habitas

en cada poro de mi piel aunque te vayas.

Dormitas entre los lunares de mi espalda.

Yaces vivo en las caricias que prodigas

y yo contemplo ese milagro callada,

tan atenta a todo que hasta olvido

que tienes que volver a irte mañana.

Y escribo un poema en cada encuentro

única manera de sellar

un momento

en el que ambos,

llegamos en éxtasis al cielo.

ANA FERNÁNDEZ

CONSTRUYENDO VIDA

La felicidad de pintar una silla,

pero no una silla cualquiera,

sino una propia.

Una construida con las patas de las agallas y el arrojo

con la madera de la fuerza para romper moldes.

Una pintura hecha de lágrimas y del poder que de ellas se extrae.

De la valentía para tomar riendas ante un camino incierto pero esperanzador.

Un acto de bricolaje convertido en un acto de libertad,

en el diseño de una vida.

El mismo cuerpo en distinto traje,

cambiando lo viejo por nuevo

y empezar de cero.

Con ilusión hago mi equipaje

dejo todo lo que cuesta,

me llevo sólo lo que vale,

mis libros de poemas,

mis afectos y unas llaves.

Y pinto mi silla y mi vida.

Ana Fernández Díaz

TUS BESOS

Son tus besos mi desvelo.

El roce de tus labios

alimenta mi deseo

mientras el efecto del alcohol

nubla mi agotada razón.

El recuerdo de tu boca

invade mi mente,

Y el humo de un cigarro

alimentado de amorosa María

nos envuelve en un sueño erotizante

con la suavidad de tus húmedos besos y

el recuerdo del intercambio carnal.

Lenguas vivas despertando

dormidas pasiones escondidas.

Ardo en tus brazos.

ANA FERNÁNDEZ DÍAZ

EL ORBAYU

Un tímido rayo de sol

asomaste a mi vida.

La dulce caricia del mar

te ofrecí de la mía.

A veces somos tormenta,

nubes, lluvia, incluso hielo.

A veces, tórrido verano,

calor extremo, casi fuego.

Y en los días en calma

el arcoiris nos adorna

y el suave orbayu nos empapa.

ANA FERNÁNDEZ DÍAZ

* El orbayu es como llamamos en Asturias a la lluvia fina que parece que no moja pero acabas empapado.

MI VIERNES DE POESÍA

Este viernes llego un poco tarde, ya lo sé. La idea era subir un video recitando un poema en la Jam de hoy, pero no ha sido posible recitarlo por falta de tiempo, así que os dejo solo el poema y una pequeña explicación del por y para qué.

Cuando se es joven, más cerca de los treinta que de los cuarenta o incluso antes, y se sufre por amor, se piensa que ese dolor no acabará nunca. Bueno ese dolor se puede aplicar a cualquier edad, solo que después de los cuarenta, sabemos que uno se acaba recuperando y lo ve todo de un modo más sereno. Desde hace un tiempo, una persona a la que quiero, está pasando por un momento de estos que cuento. Para ella escribí este poema de hoy. Para ella y para todas aquellas personas que estáis viviendo algo parecido.

No puedo mostrarte el camino, ni devolverte los besos que diste.

No puedo estañar tus heridas, ni reembolsarte todas las caricias.

No puedo explicarte el porqué, de tantas y tantas mentiras.

No puedo ni debo engañarte, llorarás como nunca María.

Pero puedo cogerte la mano, arrullarte, mimarte si que puedo,

empeñarme en que vuelvas a SER,

insistir en que salgas adelante.

Es muy duro, lo sé, estoy contigo,

Pero todo se pasa mi niña.

Duele, quema, destroza por dentro,

es así de jodida la vida.

ANA FERNÁNDEZ DÍAZ

MI VIERNES DE POESÍA…

Tienes la fuerza de un huracán,

el misterio de la noche es tu callada ternura.

Eres campanas al viento

cuando ríes mi princesa.

Tu fina ironía cautiva,

tu inteligencia.

Bella sobre todas las cosas,

mágica, serena.

Tú eres luz y camino

Toda tú, mi estrella

Mi Vera.

ANA FERNÁNDEZ DÍAZ

DEDICADO A MI HIJA