MENSAJE EN UNA BOTELLA

Se despertó al amanecer, la cabeza le daba vueltas y tenía la boca seca. Se había pasado con el vino la noche anterior.

Se dio cuenta de que estaba sola, con toda la ropa puesta. Empezó a hacer memoria y recordó vagamente. Habían estado viendo una película, “Mensaje en una botella” y habían pedido una pizza. Su amistad era reciente pero compartían gustos, risas, momentos. Se emocionaron viendo la película, se abrazaron en silencio, lloraron hablando de sus respectivas heridas.

El vino fue el culpable de todo, el vino y la soledad.

Después todo fue como una neblina densa, su memoria trajo retazos de algún beso, de que la subió por la escalera entre risas, de que se miraron muy cerca, al lado de la cama.

Todo lo demás estaba borrado. Tuvo la certeza de que no habían ido más allá.

Bajó a la cocina a por un vaso de agua. Sobre la mesa estaba la botella de vino vacía. Atada a su cuello había una nota.

No sé porqué siempre meto imposibles en mi vida. 
Ayer traspasamos una frontera que no debimos traspasar, porque estábamos compartiendo soledades y eso al final crea adicción.  Nos hemos necesitado y yo no quiero necesitarte porque no puedo tenerte. Porque yo no quiero el cuerpo de alguien cuyo corazón está en otro lugar. Porque no quiero recoger los restos de alguien a quien no correspondieron,  porque si él no vuelve, tu corazón se quedará allí y tendrás una bonita cicatriz para recordarlo y porque yo no soy una paloma para que me tiren migajas.
Yo no voy a llamarte llorando pidiendo que me des algo que no podrás darme.
Y como soy especialista en despedidas, aunque no me gusten, creo que deberíamos dejar aquí nuestra amistad o lo que sea. No voy a llenar el hueco que debería estar llenado otra persona, aunque, bien pensado no hay hueco, porque él sigue ahí y lo ocupa todo.
Eres un amor y te mereces que te quieran mucho y bien, pero yo también.
Y no vamos a seguir alimentando nada porque yo quiero que me curen las heridas, no hacerme otra nueva. Y si seguimos alimentando esto, habrá otra herida más que curar.
Cuídate mucho Triana

Resbaló una lágrima por su mejilla. Sabía que el mensaje tenía razón. Hay huecos imposibles de llenar.

Se vistió y salió a la playa, a su playa, en aquel lugar al que no llegaba el mar, pero que era un paraíso.

ANA FERNÁNDEZ DÍAZ

Autor: Ana Fernández

Jamás olvidaré lo que soy

27 comentarios en “MENSAJE EN UNA BOTELLA”

  1. Encantador relato, aunque me hace pensar en preguntas recurrentes que me vienen continuamente a la memoria. ¿Por qué no puede disfrutar ese momento de conexión sin la necesidad de que sea todo o nada? ¿Qué nos impulsa a esa necesidad de pertenencia, de propiedad? ¿Acaso Triana no puede mantener su espacio sin la amenaza de perder su identidad a manos de alguien posesivo? ¿No pueden existir las relaciones humanas sin que haya que anudar continuos lazos de pertenencia?
    No estoy de acuerdo con esa nota. La vida es tan ingrata que si no aprovechamos los esporádicos momentos de cariño no nos quedará nada más que el vacío… y el mío pende de un hilo bramante.
    Me encanta cuando abres tu bar de las reflexiones. Ponme un ron Collins, porfa.

    Le gusta a 2 personas

    1. Triana tenía unas tijeras preciosas con las que cortaba hilos finos de bramante. Aunque había hilos de una resistencia inusitada que no se dejaban cortar.
      No trata de posesión el relato, trata de enamorarse y salir lastimado porque el otro no lo está. Triana es muy suya, ya la conoces. Ella se hubiera tirado al pozo del deseo a lo loco, pero claro, si no se tiran con ella pues nada jajajaja.
      Relatos que rondan esa cabeza loca.
      Ron Collins marchando. Ven al bar cuando quieras, aunque esté cerrado, tú tienes las llaves del bar y de mi corazón. 😘

      Le gusta a 2 personas

  2. Solo decirte que esa nota, yo jamás podría escribirla, querida amiga y alter ego de nuestra Triana. Me entristeció mucho saber que ponías punto final a las historias en la playa de Triana… Que la echaría mucho de menos fue mi primer pensamiento. Me encantaba entretejer tu historia creando otra paralela, como cruzar con la mano al otro lado de espejo… Hoy me la encuentro de nuevo y creo que esperaré a su regreso a la playa, pues, estoy seguro de ello, un nuevo faro iluminará sus noches de diosa nórdica y será un placer volver a cruzar ese espejo.
    Besiños, querida poeta y amiga.🌹🌹🌹

    Le gusta a 1 persona

    1. Espero que en tu nota hubieses escrito algo del tipo:
      “Querida Triana, anoche me dejaste tan agotado que he salido a buscar dos docenas de pasteles para el desayuno. Cuando hayamos terminado con ellos, volveremos a empezar. Prepárate”
      O algo más poético pero menos contundente.
      ¿Probamos?
      Dime: ¿Qué habrías puesto en la nota?

      Le gusta a 1 persona

      1. Querida Triana, anoche agotaste mi fuente intentando apagar esa hoguera de tu pasión en la adoro abrasarme… Ahora estoy en La Gloria, querida compañera de juegos de amor… en La Gloria, comprando dos raciones de churros con chocolate para seguir jugando… prepárate, pues, no daré tregua.”

        Le gusta a 1 persona

        1. Lo de los “churros” viene mucho más a cuento que los pasteles, desde luego! Jajajaja
          Y el chocolate puede dar mucho juego también…
          Sabes que te adoro, mi querido compañero de juegos de amor en palabras. O de juegos de palabras de amor. O de juegos de amor sin palabras….

          Le gusta a 1 persona

                    1. Ya me imagino que no te habrás tirado el chocolate por encima para chuparlo después. Tendrías que ser contorsionista para llegar a según qué lugares jajajajajaja
                      Esperaré…

                      Le gusta a 1 persona

  3. Por supuesto que soy consciente de que te encanta el chocolate y también estoy seguro que ya no te acordabas de estos comentarios sobre el tema… Bueno, pues ya queda menos. Más que chupar, que también, la historia va más hacia el verbo lamer… Estoy madurando la forma de contarlo, pues no quiero dejar caer en lo ordinario quizás uno de los episodios más sensuales y eróticos que halla vivido…ficticiamente hablando, claro está. 🌹🌹🌹

    Le gusta a 1 persona

Me encantan tus comentarios. Anímate y dame tu opinión. Gracias

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s