MI MOTIVO

Estos días en los que no dejamos de cocinar, de comer, de hacer limpiezas varias, me he puesto a hacer limpieza también por aquí. Hay mucha obra que hacer, algunas cosas viejas para tirar, algunas para restaurar, colocar los cajones y colgar algún cuadro…

Entre todo eso, encontré mi primera entrada en este blog, en la que resumo mi porqué de estar aquí y de escribir; había pensado cambiarla porque ya está desfasada por las fechas, pero he decidido que no, la dejó como la escribí en un principio, así es como debe estar y así es como todo empezaba en este universo. Algunas cosas han cambiado mucho, entre ellas, que ya no tengo casi cuarenta, voy rondando los cincuenta, ya no estamos noche a noche pegados al Facebook y solo algunos mantenemos contacto, pero en este domingo de tremenda nostalgia, quiero compartirla de nuevo con vosotros porque conviene recordarse, de vez en cuando, quiénes fuimos, quiénes somos y a dónde nos dirigíamos antes de la catástrofe. No es bueno perder el rumbo y yo, había perdido mi brújula.

Junio 2012

EL REENCUENTRO

Durante toda mi infancia y parte de la adolescencia viví y estudié en un maravilloso pueblecito de la montaña asturiana. Como era un sitio pequeño, lo habitual era que tus compañeros de colegio fuesen siempre los mismos, de manera que desde los cinco años hasta los dieciséis compartías vida y experiencias con esos compañeros.

Después de eso era obligado marcharse a estudiar o trabajar fuera y la mayoría de ellos así lo hicieron, igual que yo. A algunos volví a verlos en ocasiones, a otros nunca más.

Hace un año, el destino y la vida que da muchas vueltas, decidieron que volviera a encontrar a alguno de ellos a través de una red social que todos conocemos y sin la que ya no podríamos vivir.

En Facebook encontré a Elia y a Carlos y en un café recordando los viejos tiempos pensamos que al destino, a veces, hay que ayudarle un poco. Decidimos reunir al resto de nuestros compañeros después de veintidós años en una cena a la que llamaríamos «El Reencuentro». Gracias a la colaboración de algunos más y después de mucho planificar, formamos nuestro grupo en Facebook y logramos reunirnos diecinueve de los treinta y uno que formábamos el último curso del instituto.

 El día 7 de Abril de 2012 fue una noche mágica para todos que disfrutamos como nunca. A partir de ese momento, nuestro espacio de encuentro es ese muro de compañeros, al que arribamos día tras día y en el que con cierta asiduidad, he ido publicando mis reflexiones; unas veces dedicadas a ellos y otras, a experiencias, sensaciones o rutinas cotidianas. Todos esos compañeros están en cada reflexión, alguno de manera más intensa.

De ahí surgió la idea de este blog, que nace sin ninguna pretensión más, que la de plasmar las ideas de una mujer de casi cuarenta, a la que la emoción de encontrarse con amigos a los que no veía desde hace veintidós años, le ha despertado una vena literaria que tenía escondida en algún rincón, esperando el catalizador que le hiciera salir. A mis compañeros, que han sido ese catalizador, va dedicado de principio a fin.

Gracias a todos por estar en mi vida

Ana Fernández Díaz

Autor: Ana Fernández

Jamás olvidaré lo que soy

20 comentarios en “MI MOTIVO”

    1. No amiga, la suerte siempre, siempre ha sido mía por tantas y tantas cosas que me habéis escrito, tanto que hemos compartido, tanto cariño. La suertuda soy yo Cris. Gracias por estar siempre ahí.
      😘😘

      Le gusta a 2 personas

  1. Bonito reencuentro, Anita… y el de abril de 2012, también, también 🙂 :-).
    Y ya puestos a bromear, que tengo yo un domingo muy rebelde y ya que estamos envueltos en esta vorágine virológica, puedes abrir una nueva sección en tu Blog y llamarla “Reflexiones al borde de la cuarentena”, que por descontado tendrás material tendente al cuasi infinito, periódico puro…
    Y ahora sí, muy en serio, decirte querida amiga y poeta que ha sido un placer acompañarte y sentirme acompañado durante todos estos años.🌹🌹🌹

    Le gusta a 3 personas

    1. Más bien podría ser «Reflexiones desde la cuarentena al borde de la cincuentena» jajajajaja. Ya sabía yo que tenías el domingo rebelde porque habéis estado planeando no sé qué cosa de tríos y camas redondas jajajajaja.
      El placer sabrás que ha sido mío. El reencuentro fue lo que me llevó a escribir y tú eres quien me llevaste de tu mano a la poesía. Nunca tendré palabras suficientes para agradecerte eso y tantas otras cosas. Tu mano es la que ha llegado en mis momentos más complejos para sacarme la letras a costa de regalos en forma de preciosos comentarios y eso no se me olvidará nunca. Gracias, gracias, gracias!!!

      Le gusta a 2 personas

      1. Ayyyy… Qué te voy a contar que tú ya no hayas leído sobre mi ajetreado pasado, profesional y “privado” e insisto que totalmente ficticio, no vayan a pesar tus lectores que soy un cabra loca… 🙂 🙂
        Allá por el invierno de 2016, uno de los más duros inviernos que últimamente me tocó catar, escribí algo sobre una norma no escrita entre los soldados… Leave no man behind, o lo que es lo mismo, la lealtad o generosidad de pararte en invertir el esfuerzo que sea necesario para que tu compañero no se quede atrás.
        Me alegro de haberte acompañado en tu reencuentro con la poesía, pues ya latía en tu interior mucho antes de aparecer yo en escena. Me alegro de que reconstruyas tus murallas, tu blog y disfrutes de nuevo desde sus almenas, de los vastos dominios que has conseguido atesorar en tu vital cincuentena…
        Y los regalos… Pues son eso, solo pequeñas tiritas en las rodillas de una niña que se ha caído, pero plenamente convencido de que se iba a levantar, secarse con brío las lágrimas y volver a correr como un rayo…
        Felicidades por ese “reencuentro” con Ana, con Triana, con tu “YO” más profundo y valioso.🌹🌹🌹

        Le gusta a 3 personas

        1. No se piensan que eres una cabra loca, lo saben! Lo sabemos.
          Leave no man behind…si fueras consciente de todas las veces que no me has dejado atrás, en mi pasado más reciente y en otro más anterior, durante estos más de 7 años en los que hemos compartido insomnios y !etras, sabrías todo lo que significa tu amistad para mí; aunque creo que ya lo sabes. Me acabo de subir a la almena y he pensado que era la protagonista de Titanic subida en lo alto de la proa, no te digo más.😘😘😘

          Le gusta a 2 personas

          1. Anita, no des pistas, por favor, que uno tiene una reputación que mantener…
            Lo de subirse a la almena de tus murallas es un ejercicio mental que hago habitualmente. Años atrás lo hacía casi para mantener la cordura, ahora para buscar partes de mí mismo que quizás he dejado atrás y echo de menos… Mentalmente sumo los años, los días de cada año, y a medida que la cifra se va haciendo más y más grande, voy encontrando piezas valiosas que rescatar de mi memoria.
            Es hora de que te quedes un rato ahí arriba y admires todo lo grande que has hecho y comprobarás que esos pocos borrones en tu libreta, apenas son unas briznas grises en la inmensidad del paisaje que se expande cada vez un poco más, con cada poesía que escribes.
            Abraciños.🌹🌹🌹

            Le gusta a 2 personas

  2. Y qué suerte la mía por haberte encontrado en este mundillo que, a veces, escapa a mi comprensión. Pero llega un día que le dices a una persona “te quiero” y te sorprendes de lo dicho porque nunca la has visto. Entonces, te das cuenta de que sí que la conoces y que tus palabras son sinceras. Pues eso, mi Ana, feliz de tu “regreso” y de, espero, formar parte de este pequeño mundo ¡tan especial! Mil besetes.

    Le gusta a 3 personas

    1. Sigo diciendo lo mismo, la suerte ha sido mía, por haber encontrado en este espacio, personas de una calidad excepcional, entre las que te encuentras María. Gracias por venir a mi casa de nuevo. Muchos besos cariño

      Le gusta a 1 persona

  3. Alguna vez dije que nuestros blogs son pedacitos nuestros desperdigados en el tiempo y por el tiempo. No hay que tocarlos (salvo que sean algo que realmente nos avergüence; digamos, si alguna vez dijimos algo así como “hay que sacrificar perritos”, por ejemplo) porque son recuerdos detenidos en un tiempo que fue y que, por eso mismo, siempre serán nuestros.

    Un fuerte abrazo.

    Le gusta a 3 personas

    1. Siempre dando en el clavo.
      Tienes toda la razón, no hay que tocarlos. No hay nada en ellos que deba avergonzarnos.
      Siempre tan sabio. No tocaré ninguno de estos instantes, salvo para lavarles un poco la cara, les tenía un poco abandonados. Gracias por tus palabras, hoy y siempre. 😘😘💃

      Le gusta a 1 persona

  4. Nada tan bonito como reencontrarse con los amigos de la infancia y revivir anécdotas de un pasado feliz, donde la inocencia era la reina de nuestras vidas.
    Yo conservo bastantes amigas de la infancia y del colegio, pero he intentado buscar a otras de las no volví a saber nada y no he tenido la suerte de encontrarlas.
    Qué bien que tengáis ya grupo hecho en Fbk Ana, seguro que será muy agradable hacer quedadas con ellos y recordar.
    Un besito rubita guapa🌹💋

    Le gusta a 2 personas

    1. FB es muy útil para eso Yvonne. Ha sido muy divertido volver a tenerles cerca si. Hicimos varias cenas más y luego ya se complicó porque todo el mundo tiene si vida y es difícil quedar, pero de vez en cuando nos asomamos todavía a ese grupo.
      Sigue buscando a esas amigas. Aparecerán
      Besos cariño

      Le gusta a 1 persona

  5. Todos hemos tenido un motivo para abrir un blog. Cuando abrí el primero que tuve fue en la Comunidad de El País, un dominio que era un préstamo del periódico y que duró varios años, un buen día nos lo cerró y todo se quedó en nada, menos mal que fui rápida y me copié todos mis posts con sus respectivos comentarios, lo más sabroso de cada post. Yo atravesaba una situación muy difícil y tenía necesidad de escapar de alguna manera, el blog me ayudó mucho. El post era éste:
    —————
    18 Dic 2008
    Encantada de conoceros

    Hace poco que he descubierto la comunidad ,y aunque soy totalmente profana en esto de los blogs, he encontrado cosas muy interesantes y he sentido la tentación de participar. Lo hago sin ninguna pretensión desde luego, pues siento que quizás lo que yo pueda contaros no os interese en gran manera.
    Pero para mí, en la situación personal en la que me encuentro, me va a servir de terapia, de desconexión momentánea, de válvula de escape para afrontar el día a día y mantener la fuerza moral para trasmitírsela al hombre que lleva conmigo desde que tenía 15 años: le diagnosticaron en mayo un cáncer muy avanzado, con un pronóstico de supervivencia de seis meses, quizás, ocho o diez. Y ya estamos en el tiempo de descuento…
    Estoy cansada de hacerme la fuerte, de dar ánimos a todos, de fingir que todo va bien, y yo, ¿cómo me doy fuerzas yo? Me dicen que admiran mi serenidad, que agradecen mi sonrisa (ahora triste), que valoran que intente seguir como si no pasara nada. Y yo no quiero que sepan que flaqueo muchas veces, que tengo un dolor insoportable que no me abandona, que se está rompiendo mi vida en pedazos. Pero no es un dolor por mí, es un dolor por él, por todo lo que le queda por hacer, por la gente que no va a conocer, por los sitios que no va a visitar, por los libros que no va a leer, por los paseos que no va a dar…
    Son pensamientos que no comento con nadie y que quiero compartir con vosotros, quizás alguno estéis o hayáis estado en una situación parecida, si es así, seguro que me entendéis. Ahora mismo, ya me siento mejor. Aunque nadie lo lea, yo pienso que ahí, al otro lado de la pantalla, hay alguién que está conmigo. Gracias.
    ———–
    Creo que todos, cuando nos iniciamos, lo hicimos por algo y si nos mantenemos aunque sea con ausencias de vez en cuando, es porque de alguna manera nos llena por dentro.
    Un beso, Ana, escribir cura muchas dolencias del alma, por eso estamos aquí.

    Le gusta a 2 personas

    1. Efectivamente todos tenemos o teníamos un motivo y a través de ese motivo o gracias a él, descubrimos esta pasión por escribir. Lamentablemente algunos motivos, como el tuyo, son muy dolorosos pero las letras nos van curando poco a poco o al menos aliviando el dolor. Me alegro de haberte encontrado y de que compartamos estos espacios de alivio y poesía. Un beso Estrella.

      Le gusta a 2 personas

Me encantan tus comentarios. Anímate y dame tu opinión. Gracias

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s