DESDE TU PUERTO

Me gustan los secretos.

Me gusta el tumulto fuera mientras yo callo dentro.

El silencio de un libro cuando escucho en la calle algarabía.

Contarte en susurros un cuento cuando llega arrollando el ruido desde el cercano puerto.

Me gustan tus silencios y los míos. Y los de aquellos que saben que vale más una caricia que palabras para llenar un vacío. Me gusta este espacio de dos o de tres que se entienden sin ver.

El tranquilo respirar de la siesta contigo.

Me gusta hablar bajito a tu oído.

Saber que existimos sin que nadie lo sepa.

Quedarme mirando la lucha sabiendo que soy tu descanso.

Y te espero callada. Te sigo esperando.

ANA FERNÁNDEZ DÍAZ

AL OJO QUE TODO LO VE

Ahí agazapado

observando sus movimientos,

te percibe mirando,

espiando cada paso que da.

Ahí,

adherido al ojo perpetuo,

impasible al paso del tiempo,

esperando tu momento.

Viviendo su vida en lugar de la tuya,

secuestrando su espacio vital,

acosando a tu víctima.

¡Qué macabra la mente que espía,

la neurona que observa!

¿Qué sustancia de hiel la rellena?

ANA FERNÁNDEZ DÍAZ