MI VIERNES DE POESÍA

Este viernes llego un poco tarde, ya lo sé. La idea era subir un video recitando un poema en la Jam de hoy, pero no ha sido posible recitarlo por falta de tiempo, así que os dejo solo el poema y una pequeña explicación del por y para qué.

Cuando se es joven, más cerca de los treinta que de los cuarenta o incluso antes, y se sufre por amor, se piensa que ese dolor no acabará nunca. Bueno ese dolor se puede aplicar a cualquier edad, solo que después de los cuarenta, sabemos que uno se acaba recuperando y lo ve todo de un modo más sereno. Desde hace un tiempo, una persona a la que quiero, está pasando por un momento de estos que cuento. Para ella escribí este poema de hoy. Para ella y para todas aquellas personas que estáis viviendo algo parecido.

No puedo mostrarte el camino, ni devolverte los besos que diste.

No puedo estañar tus heridas, ni reembolsarte todas las caricias.

No puedo explicarte el porqué, de tantas y tantas mentiras.

No puedo ni debo engañarte, llorarás como nunca María.

Pero puedo cogerte la mano, arrullarte, mimarte si que puedo,

empeñarme en que vuelvas a SER,

insistir en que salgas adelante.

Es muy duro, lo sé, estoy contigo,

Pero todo se pasa mi niña.

Duele, quema, destroza por dentro,

es así de jodida la vida.

ANA FERNÁNDEZ DÍAZ

Autor: Ana Fernández

Jamás olvidaré lo que soy

54 comentarios en “MI VIERNES DE POESÍA”

  1. Como bien dices, el desamor llega en cualquier edad, y también es cierto que con los años se aprende que nada es eterno, pero que la vida siempre nos guarda una sorpresa a la vuelta de la esquina. Precioso!

    Le gusta a 2 personas

  2. No llegas tarde… y te lo dice un experto en desaparecer… Los poemas a esas amistades con el corazón en lágrimas… ¡¡¡no existe hombro más bonito que ofrecer para llorar las penas de amor….!!! (y he regalado unos cuantos)
    Feliz fin de semana.

    Le gusta a 2 personas

  3. Ayudas, vaya si ayudas. Tu cercanía, tus manos, tu voz… Son el recordatorio de que no he dejado de ser valiosa. De que hay personas que me quieren y me cuidan. Quizá es él, curiosamente, el único que desconoce mi valor, que me dejó de querer… O nunca me quiso.
    Te doy las gracias una vez más. Te quiero.

    Le gusta a 4 personas

    1. Te querría a su manera, pero no era la manera adecuada.
      Eres valiosa, extraordinaria, inteligente y preciosa. Y hay muchísima gente que quiere como yo y más. Adelante María!! Sécate las lágrimas y empieza a sonreir.
      Un beso mi niña.

      Le gusta a 4 personas

    2. Te vas, y ya no te sigo
      no sabes lo que valgo
      a un lado yo me aparto
      ya no es mio tu camino
      Y tus manos, tus besos
      mañana mismo, lo juro
      mañana serán pasado
      y del pasado, tu olvido.
      Lo más importante reside en tu interior. Las amigas como Ana están para recordártelo, con un abrazo, con una mirada… un poema. Ánimo, aún te queda mucho más amor para dar, pero hay que seguir, nunca renunciar. Un abrazo desde muy lejos.

      Le gusta a 4 personas

      1. Tu generosidad no tiene límites querido Pink. Gracias mil en mi nombre y en el de María. Anoche me ponía un mensaje de agradecimiento diciéndome que nunca le habían regalado un poema. Pues con este tuyo, ya tiene dos!! Y espero que le llenen la vida de amor y poemas. Un besazo amore.

        Le gusta a 2 personas

  4. Puedes acompanarla, servirle de pano de lagrimas, iluminar su camino…tomar su mano, hacerle sentir tu presencia, pero lo que a ella le toca vivir…nadie, por mas que la ame, podra vivirlo por ella!.

    Le gusta a 2 personas

  5. “Jimena tiene un master en desengaños – Jimena es una mina antipersonal – Se acuerda cde quererme cada dos años, mientras yo me las apaño – Para olvidar” (Rosa de Lima, J. Sabina)
    FELIZ FIN DE SEMANA ANA!!

    Le gusta a 3 personas

  6. El tiempo es la tirita
    que cura las heridas del amor,
    la hemorragia que parece incontenible,
    llega un día a cicatrizar.
    La luz te iluminará de nuevo
    y te volverás a enamorar,
    el corazón es sabio, ya lo verás.

    Es un lujo tener una amiga cuando se necesita, María es afortunada por tenerte a ti, así que, María, apóyate en Ana y a seguir hacia adelante… la vida sigue mereciendo la pena.
    Un beso a las dos.

    Le gusta a 3 personas

      1. A todos nos toca perder alguna vez y por consiguiente aprender. María saldrá fortalecida de esta situación y luego solo le quedarán los buenos momentos porque los malos los irá arrinconando poco a poco hasta que no duelan.
        Un fuerte abrazo.

        Le gusta a 2 personas

  7. No. Las heridas nunca, pero nunca, se curan. Tampoco cicatrizan, quedan abiertas para siempre como las quemaduras de fósforo. Pero con la edad, eso sí, se hace callo. Y duelen cuando cambia el tiempo, como el reuma.
    Gracias por hacer mejor mi lunes con tus viernes de poesía. Por cierto, que no olvido que nos debes un poema recitado.

    Le gusta a 1 persona

    1. Discrepo! Las heridas se curan, unas antes y otras después, y nos queda una pequeña cicatriz que nos recuerda esa herida y que debería ser un recordatorio de los que hemos vivido y del aprendizaje que debimos sacar de la experiencia. Lo que nos hace sufrir es no soltar el dolor, aferrarnos a lo que quisimos que fuera y no pudo ser. En cuanto entendemos eso, todo es más sencillo. De verdad.
      Sé que os debo un poema recitado. Lo tendréis. Un besazo y feliz semana querido.

      Le gusta a 2 personas

  8. Gracias Ana por habérselo dedicado no sólo a María si no a las demás personas que están pasando por ello, entre las que me encuentro lamentablemente. Sí, es muy duro, y si además no cuentas con un entorno favorable se puede convertir en algo muy desagradable. Eso que dices puede que parezca que no es mucho, pero nos sirve de alivio, y consuelo, y es un bonito gesto para aquellas personas que están pasando por un momento difícil en sus vidas. Te agradezco que te hayas acordado de nosotros y nos muestres tu apoyo, y tus ánimos para poder sobrellevar todo esto como se puede. Un abrazo muy fuerte, y gracias por estar ahí, y ser así.

    Le gusta a 2 personas

    1. Bueno pues te digo lo mismo que le dije a María, no puedo vivir tu dolor, ni borrarlo. No puedo pasar este momento por ti. Pero estoy segura de que si te paras a mirar, encuentras un montón de motivos para ser feliz y que te ayuden a pasar este momento difícil. La gente que te quiere, tu familia, tus aficiones…o simplemente el hecho de estar vivo y ver amanecer cada día. Ánimo, esto también pasará y cuando transcurra un tiempo, solo será un recuerdo. Todo lo que hoy te parece trágico, ya no tendrá tanta importancia. Piensa en todo aquello que te preocupaba terriblemente hace 10 o 20 años y que hoy ya no te preocupa. Pues todo así. Un besazo y todo mi apoyo.

      Le gusta a 2 personas

  9. Los años nos brindan algunas compensaciones. Una de ellas es esta que nos compartes con tus letras: el saber que todo –incluso el dolor– quedará en el pasado. Otras, no menos importantes son, por ejemplo, saber esperar, aprender a ver con más detenimiento, haber aprendido a besar un poquito mejor. No es poca cosa, creo.

    Besos mil.

    Le gusta a 2 personas

    1. …disfrutar de las cosas sencillas, lo confortable que es un paseo de la mano de alguien, disfrutar de un amanecer, perder el miedo a mostrar las emociones, lo satisfactorio que es el sexo con ternura, que un buen libro es mejor que una noche de juerga, el valor de una copa de vino y una charla interesante…….sigo??

      Le gusta a 2 personas

  10. Sabias palabras y gestos. No soporto los que te dicen qué tienes que hacer en momentos duros o qué debías haber hecho. Eso lo tiene que hacer uno solo. Los que lo queremos debemos estar ahí, acompañándolo y guiándolo para que se levante cada vez que caiga y encuentre su nuevo camino
    Besos mil

    Le gusta a 1 persona

Los comentarios están cerrados.