¿DE QUÉ TE ESCONDES?

Si alguien te preguntase:

-Te gustaría tener en tu vida, como madre, padre, hermano, hermana, hijo, hija, pareja, a alguien con una sensibilidad especial?

¿Alguien que escriba poesía, o que compone música, o que se emociona con las cosas mas pequeñas?

¿Te gustaría que ese alguien expresase siempre lo que siente con toda la tranquilidad de que le vas a entender?

¿Te gustaría contar entre tus personas cercanas con un alma intensa que sea capaz de transmitir emociones?

¿Cuál sería tu respuesta?

Creo tener la seguridad de que todos contestaríamos lo mismo, un rotundo SI

Bien, pues entonces la pregunta siguiente es ahora para los sensibles, para los que escriben poesía, componen música, los que se emocionan con las cosas pequeñas.

¿Por qué demonios escondes tu talento, tu sensibilidad, tu capacidad para expresar emociones?

Cada día me sorprendo más de la cantidad de personas maravillosas, con talentos especiales y grandes dosis de sensibilidad que se esconden por miedo al rechazo, a la falta de comprensión, a no ser escuchados.

¿Por qué nos escondemos?

¿Por qué sólo nos mostramos ante desconocidos en nuestra verdadera esencia y sin embargo cuando se trata de desnudarnos ante quien comparte nuestra casa o nuestra vida más cercana no tenemos valor?

¿Es miedo al rechazo dentro de nuestro círculo de confianza?

Y si dentro de nuestro círculo de confianza tenemos miedo, entonces

¿Qué clase de círculo es ese?

Es un círculo falso!

¿No lo ves?

 

 

 

 

 

LOS VIERNES DE POESÍA CON LA VECINA DE ARRIBA

Tenemos la tendencia a pensar que la poesía siempre es algo que habla de amor, de sentimientos, que suena bonito.

A veces nos saca lágrimas de emoción y otras, como en este caso, saca lágrimas de risa.

Y estoy completamente segura de que algunos tendríais a quien dedicársela.

La he cogido de un blog un poco gamberro, con el que me he reído hasta la saciedad, y a pesar de que se denomina a sí mismo un gañán, dudo mucho que en el fondo lo sea.

Sé que  no le gusta mucho que diga que esto es poesía, pero a mi me ha parecido extraordinaria. Os recomiendo que paséis a conocer a borderline

POEMA DEDICADO A MI VECINA DE ARRIBA, LA PUERCA

A ti, “querida” vecina

que la fortuna me trajo,

soy tu vecino de abajo;

a ti, te llamo cochina.

Presumes de golondrina,

grácil ave voladora,

y por la mierda que atesoras

yo diría que eres gallina.

A ti, espécimen de porcina,

que esperas con atención

hasta que salgo al balcón

para arrojar con inquina

la suciedad clandestina

que en alfombras acumulas,

que sacudes como mula,

y quedas como gorrina.

A ti, procaz Mesalina

de la mugre y la basura

que acaudalas con usura

aunque vayas de ursulina.

Tú, antipática ladina

¿Por qué no cambias de casa?

¿Acaso no tendría guasa

que te fueras a la China?

Eres tan grande mezquina

y tal hartazgo me causas

que lo habrás de hacer sin pausa

el probar tu medicina.

Pérfida malandrina,

sé que hoy te has de joder

porque yo pienso comer

barbacoa de sardinas.

Y como ágil bailarina

mi humo se te ha de meter

por resquicios y rincones

¡Que estoy hasta los cojones

de esta asquerosa mujer!

cerda a la par que muy fina.

Aunque vayas de divina

tú te debes enterar

que no eres limpia por limpiar

sino porque no engorrinas

 

Si me tiro a la piscina

es por puro desespero.

No me mires, que me muero,

con tu mirada asesina.

A ti, sin par concubina

de la mugre y porquería

te dedico esta poesía

a ti guarra, fea y mezquina.

CMACARRO

TODO ESTÁ INVENTADO MENOS EL AMOR

 

El amor no es repetición. Cada acto de amor es un ciclo en sí mismo, una órbita cerrada en su propio ritual.

Mario Benedetti

La reflexión de hoy surge a raíz de un cruce  de comentarios entre mi transatlántico amigo Borgeano y yo.

Después de leer su entrada se me antoja comentarle que en esta vida está todo inventado menos el amor, y en respuesta mi querido amigo menciona una cita de Borges que dice:

-En el acto del amor todo hombre es Adán y toda mujer es Eva, es decir que cada vez que un hombre y una mujer se aman están inventando el amor, están creándolo.

Después de releer la cita varias veces he comprendido que así debe ser ciertamente.

Cuando se trata de una pareja nueva, eso resulta más o menos sencillo porque cada poro, cada caricia, cada pliegue,cada suspiro, indudablemente es nuevo, por lo tanto el acto en sí mismo es inventado de la nada. Y aún habiendo tenido muchas parejas distintas, jamás es, ni siquiera parecido con unas y con otras. Aunque la mecánica que se sigue es mas o menos la misma, la respuesta del otro hace que todo cambie y nazcan sensaciones nuevas cada vez.

Pero lo complicado reside sin duda en ser capaz de que cada acto de amor sea nuevo con la misma pareja.

¿Y quién guarda la fórmula para que esto ocurra?

¿Se trata de entrega sin límites cada vez?

¿Se trata de dosificarse?

¿Se trata de practicarlo tanto hasta que se consigue lo que reza el dicho “la práctica hace al maestro”?

¿Se trata de guardar siempre algo nuevo para la siguiente?

¿Y si es este caso, cómo hacemos para tener siempre algo nuevo?

Al final yo pienso que la clave está en millones de pequeñas claves que se fundamentan en la complicidad, el respeto, la admiración pero sobre todo y fundamentalmente en el más puro amor. Ese amor que nos lleva a sólo querer la felicidad y el placer del otro y a través de ese, llegar al nuestro propio.

Al final buscando esta cita de Borges que mencionaba antes, me he encontrado esta otra de Benedetti que dice:

El amor no es repetición. Cada acto de amor es un ciclo en sí mismo, una órbita cerrada en su propio ritual.

Y realmente, si se torna repetición está abocado al fracaso.

Hay que crear un ciclo cada vez, da igual si es para un día o para toda la vida.

¿Alguno de vosotros tiene la fórmula secreta?

DIARIO DE TRIANA

26/07/13

Me senté en la orilla, sobre la arena, mirando cómo se ocultaba el sol entre las numerosas nubes que habían aparecido de repente.

El calor era sofocante y amenazaba lluvia.

Dibujé un corazón en el suelo con los dedos de los pies.

Una ráfaga de viento levantó mi pelo y la profunda nostalgia me invadió llenando mis ojos de lágrimas que se resistían a salir.

Demasiado tiempo sin ti.

No te escuché llegar. Pero cuando unos dedos levitaron con las yemas sobre mi piel recorriendo el camino desde mi hombro a mi oreja supe que habías vuelto.

No me moví.

Sólo cerré los ojos. Las lágrimas cayeron sin freno por mis mejillas mientras tu boca deshacía el camino marcado unos segundos antes por tu mano.

Caminando descalzo me rodeaste y tendiste tu mano para ayudarme a levantarme.

-Sigues estando preciosa…

Fijamente nos miramos, recogiste las lágrimas con tus labios y a la vez deslizaste tus manos bajando los tirantes de mi vestido que cayó a la arena y descubrió mi cuerpo desnudo que gritaba tu nombre.

Las nubes cubrían completamente el cielo ya, y empezaron a descargar agua sin piedad, mojando mi pelo, mi cara, mis manos, y yo ya no sabía si me besabas tu o la lluvia.

Y  me ahogaba entre tu boca y la mía, con tu sabor y  el mío, con el calor que emanaba de nuestro abrazo y se multiplicaba con el que hacía fuera.

Me elevaste en tus brazos y cuando un trueno rompió el cielo mi espalda se arqueó para recibirte con todo lo que te había echado de menos.

Y se detuvo el tiempo.

De nuevo estabas en mí, o tal vez nunca te fuiste.

Triana

 

LOS VIERNES DE POESÍA CON JULIO OBESO

Era una tarde lluviosa, oscura.

El programa de radio empezaba a las nueve y Elena y yo quedamos una hora antes con Julio Obeso en una cafetería cercana.

Conocer a Julio es rodearte de calor y de poesía.

Con él aprendí que cada persona que escribe lo hace siempre para otros, aunque con falsa modestia digamos que sólo lo hacemos para nosotros mismos.

Y con él aprendí también que en el mismo momento en que publicamos, nuestros textos ya no nos pertenecen, sino que pasan a ser de cada lector que los acoge y adapta a su propia vida y experiencias.

Naturalmente llegamos tarde a la radio, estar con Julio produce ese efecto, el tiempo vuela..

Y hoy os dejo este maravilloso poema que escribió hace quince años inspirado en la frase de una amiga suya:

“A veces pienso que las mujeres vendemos nuestras fantasías por bien poco…”

LA BALADA DE TED

Las mujeres adoptaron a Ted

porque necesitaban un buen secreto

algo que en la intimidad se hiciera conversación o fuera

sustituto del sexo.

Corrían todo tipo de rumores:

– Profesor en el Báltico

– Domador de fieras

– Libertario en el exilio

Cuando lo hallaron en el lavadero

tenía perfilada la muerte,

la piel tatuada como el nombre de un barco

sangraba y teñía ropa limpia.

Le adoptaron, le cocinaron.

Le sanaban con ancestrales ungüentos,

(matriarcado en consenso que se ocupó

de cualquier necesidad o instinto).

Ted hermoseaba con un rubor nuevo

ya movía los pies blanquísimos

las manos que posaba tiérnamente

en pieles hasta entonces exclusivas.

Jamás abandonado/ hambriento,

insatisfecho de algún modo.

Hasta que sus heridas ya no fueron.

Aquella mañana -llovía/ por supuesto-

Ted de los ojos misteriosos el Ted maestro/ adiestrador/ fugitivo

y mudo narrador de fantasías,

dejó clara el agua blanca,

la ropa,

y una carta sobre la almohada:

“Jamás olvido”

eso decía.

Ellas dieron la vuelta al papel,

buscaron invisibles tintas.

Regresaron a sus alcobas

para conversar/ aplazar el sexo

y amanecer en el lavadero con los bizcochos y vendas

que todo horizonte necesita .

Julio Obeso

 

 

GRACIAS

 

Bueno, hoy no tocaba escribir, pero…

Anoche WordPress me anuncia que es mi primer aniversario.

Hace cuatro años que construí este hogar virtual y hace uno que me mudé aquí. Y me siento obligada hoy a hacer una pequeña reflexión, una de las profundas.

Hace cuatro años escribía mis reflexiones a los compañeros de colegio que me seguían en Facebook, y durante tres años todas esas reflexiones iban de una forma u otra dirigida a ellos.

De repente, no sé cómo ha ocurrido, cuando escribo, ya no lo hago dirigiéndome a ellos, al menos no sólo a ellos.

Escribo dirigiéndome a TODOS VOSOTROS, que cada semana venís a mi casa, os invito a café, charlamos, reímos, soñamos o lloramos.

Y hoy estoy obligada a agradecer cada visita, cada charla, cada beso, cada abrazo, cada mirada, cada poema.

Sin vosotros, mi hogar estaría lleno de reflexiones pero completamente vacío de calor.

Mi blog se enriquece con cada uno de vosotros y yo con el.

Por eso y por muchas otras cosas que me aportáis, levanto mi copa y os digo:

GRACIAS

LA VISITA DEL OTOÑO EN EL VIERNES DE POESÍA

Bueno pues lo prometido es deuda.

Aquí os dejo el segundo poema de los viernes de poesía.

Este lo encontré en un blog que recoge poemas, relatos, música…

Escogí este poema porque me parece absolutamente delicioso como describe el otoño y a mi me ha parecido que era como una cita de enamorados.

Una cena de gala, vestidos muy guapos, un baile, una cama, una noche cubiertos por una cálida manta, esperando que llegue de nuevo la mañana y el sol les ilumine, sedientos y abatidos…

El puro romanticismo del otoño.

Y he pensado que combinaba a la perfección con la foto del cuadro que tengo a medias pintar aún.

Os recomiendo que os paséis por el blog de Amalaidea y comprobéis el sentimiento y la dulzura que pone en sus poemas y sus relatos.

LA VISITA DEL OTOÑO 

En el atardecer del año

cuando llega Otoño

los árboles revisan su armario

escogen su vestido más colorido

y con sus mejores galas

festejan durante días

esa tan grata visita.

Luego, lentamente

dejándolas caer

se despojan de ropas y aderezos

a veces ayudados por Lluvia y Viento

y ya completamente desnudos

se duermen profundamente

tranquilos, esperando

el amanecer de un nuevo ciclo

sabiendo que Invierno los vela

cubriéndolos a veces con su manto blanco.

Cuando Invierno se haya ido

los despertará Primavera

y comenzarán, con pereza

a vestirse de nuevo

eligiendo en esa ocasión 

un vestido verde brillante

que combina bien

 con ese tan lleno de color

que porta la bella Primavera

con quien continuarán un tiempo

hasta que llegue Verano

soleado y altivo

sofocante a veces

que los deja deshidratados

sedientos y abatidos

deseosos del regreso de Otoño.

By Amalaidea

Espero que os guste tanto como a mi.

PERSONAS DE PIEL

Hay un término que he conocido hace poco que nunca había escuchado antes y por mucho que he buscado no encontraba definición,

El término es

MUJERES DE PIEL.

Y como seguro que tampoco vosotros vais a encontrar lo que significa, os lo voy a explicar enseguida.

Algunas de vosotras me vais a entender al momento y creo que la mayoría de vosotras vais a saber de qué hablo nada mas que empiece con la explicación.

Una mujer de piel es aquella a la que se le eriza la piel por las cosas más inverosímiles.

Que llueve y la coge el aguacero?

Piel de gallina mirando al cielo disfrutando de la lluvia.

Que empieza a nevar?

Erizada entera mirando los copos caer tras la ventana.

Que abraza a alguien a quien quiere con locura?

El vello de la nuca completamente de punta.

Que escucha una canción que le trae recuerdos del pasado, o le hace imaginar futuros momentos?

Todo el cuerpo erizado

Un soplo de viento en la cara?

Suspiro hondo y piel como escarpias.

Que encuentra una conexión cósmica con un alma gemela? Si, la saben identificar cuando la ven.

Pues piel como espigas que diría un amigo.

Que encuentra unos ojos en la multitud que traspasan fronteras?

Pues más de lo mismo.

Y esto yo sólo lo he conocido en las mujeres, pero estoy segura de que los chicos también tenéis esos momentos, y aunque no lo contéis mucho, como yo sé que por aquí me siguen unos cuantos llorones, seguro que tenéis algún momento así de raro en el que se os ha erizado la piel entera.

¿Cuántos y cuántas me contáis vuestros momentos de piel erizada por causas inexplicables?

EL PODER DE UN ABRAZO

Cuando era joven, bueno, más joven que ahora, solía saludar a las personas mas o menos cercanas, amigos y familia, con los dos clásicos besos en la mejilla y siempre había alguien, en mi caso por ejemplo era mi tía Raquel, que me atrapaba con su abrazo. Uno de esos abrazos que no te dejan moverte y vienen acompañados del racimo de besos correspondientes.

En esa época y hasta que he llegado a la madurez en la que me encuentro, esos abrazos resultaban un poco incómodos y eran correspondidos por mi parte con los dos besos mencionados y el cuerpo rígido del que se siente obligado, no porque no quisiera, sino porque no sentía la necesidad de ese contacto cercano.

Estos abrazos empiezan a dejar de ser incómodos a partir del momento en que dejas de preocuparte por tu cuerpo y empiezas a preocuparte por lo que contiene, y te muestras con los brazos abiertos expuesto ante quien sabes que jamás te hará daño.

Al llegar a la ya mencionada crisis de los cuarenta, he ido descubriendo que no solo me gustan esos abrazos, sino que cada día me voy acercando mas a esas personas que saben lo que un abrazo de esos significa.

Y cuando alguien mencionó hace poco que los abrazos de verdad han de ser de al menos seis segundos, yo pensé que los míos no bajan de los doce.

La gente que tengo cerca, los que de verdad me conocen en mis blancos y mis negros y en mis arco iris, vienen a mi, unas veces con abrazos callados, confortables, de corazones latiendo a la vez para reconfortar mis malos momentos o acompañarme en los buenos.

Y esas mismas personas vienen otras veces a recargarse con los míos que saben llenos de afecto y sentimiento.

Y en ese latir conjunto es cuando de verdad nos sentimos menos solos, cuando sabemos que a pesar de la lluvia arreciando fuera, hay un lugar confortable al que siempre podemos volver, que es justamente en el abrazo cálido de nuestros amigos.

Y a vosotros, ¿cómo os gustan los abrazos?

POESÍA

“El cerebro es redondo para que los pensamientos puedan cambiar de dirección”

Dicho esto, yo he cambiado de opinión.

Ya sabéis, y si no lo sabéis os lo digo yo, que no acostumbro a publicar contenido que no sea propio y solo he roto esa norma en tres o cuatro ocasiones. Bien pues he cambiado de opinión. Y os voy a contar por qué.

He decidido hacer una sección semanal dedicada a uno de mis amores.

Me explico.

Hubo unos cuantos años en mi vida, en los que me olvidé de quien era. No fui consciente de haberlo hecho, pero me olvidé.

Los que me conocéis en persona ya sabéis a qué me refiero, y cuál fue el momento en el que empecé a darme cuenta de esto.

Y los que no me conocéis, si habéis leído la primera entrada de este blog también lo podéis entender y a los demás os invito a leerla.

Pero resumiendo, hace cuatro años me encontré con mis antiguos compañeros de colegio, algunos de los cuales no veía desde hacía mas de veinte años, y ese día empecé a recuperar mi yo, mi esencia. Y a partir de ahí a modelar a la mujer que quiero ser.

Bien, pues a partir de ese momento he ido recuperando cosas que en el pasado fueron importantes y se me habían olvidado.

Escribir y pintar son algunas de esas cosas.

Hace un tiempo, por poner un ejemplo, una persona que conocí me trajo de nuevo a Paul Carrack y con gran sorpresa recordé lo mucho que me gustaba cuando era joven.

¿Cómo podía ser que se me hubiera olvidado también?

Y como eso muchas mas cosas.

Lo curioso es que  este abrir mi mente a los recuerdos no lo hago sola, sino que lo hago siempre de la mano de alguien nuevo que me lleva a ese rincón pasado.

Bien pues hace poco, de la mano de alguien nuevo recordé otro de mis amores de juventud, la poesía.

Siempre me gustó mucho y como ocurrió con tantas otras cosas, con el paso del tiempo se me olvidó.

Este es el motivo por el que rompo mi propósito de publicar contenido sólo mio y una vez por semana,  los viernes, que es un día muy poético, publicaré un poema.

Pero no será mio, ni tampoco de esos poetas que todos conocemos.

Serán poemas de personas que hacen de este arte literario su afición y que aunque no figuren en los libros de texto merecen que se conozca y se reconozca su trabajo y su maravilloso talento.

A la mayoría los he encontrado en este universo virtual llamado WordPress, en Blogger y a alguno lo conozco en persona.

Y como no podía ser de otra forma, hoy os dejo el primero, que justamente sale de la misma mano que me ha llevado a ese rincón pasado.

Las personas no vienen a nuestras vidas por casualidad, vienen por un motivo. Y esta persona ha venido a la mía para recordarme uno de mis amores más queridos.

Conocí su blog eso si, por casualidad, a través de un relato que me enamoró y después conocí su poesía y me enamoró mas aún si cabe. Como dice Johan Cladheart, otro estupendo poeta “si no me hace pensar o me emociona, no me sirve”, y  a mí no sólo me ha hecho pensar mucho, sino que también me ha emocionado. Os recomiendo que os paséis y os deleiteis con todo lo que escribe que tiene magia.

Me ha costado un horror decidirme por uno solo. Podía haber escogido este, o este otro, incluso este  que quiero de una manera especial, pero … este es mi favorito.

Te recuerdo entre mis labios
acariciando verso a verso
poemas que tu boca esconde
y cuando lo hago
amor,
me dejo llevar por tu aliento
Y dentro de ti
me quedo,
para que sientas lo que yo siento…
Te recuerdo entre mis manos
acariciando el universo
que tu dulce piel esconde
y cuando lo hago
amor,
me dejo llevar por tu aliento
Y dentro de ti
me quedo,
para ser de tu mente, pensamiento…
Y ahora que sé que te tengo,
que hoy soy tuyo y mañana seré tu dueño,
que paseas sin despertarme a la orilla de mi sueño.
Hoy llegas a mi vida,
Amor…
… y de nada me arrepiento.

Gracias Pink, porque sin saberlo me has llevado a lugares que no recordaba y gracias también por devolverme la poesía.

Triana