AUTORETRATO

Tengo una amiga que escribe postales de navidad en junio. Y yo la entiendo. ¿Por qué?, pues porque estoy igual de loca que ella.

Escribo cartas de agradecimiento como regalo de reyes, doy abrazos sin pensar, bailo sola cuando nadie  me ve.

Me emociono con un abrazo, me late fuerte el corazón con una mirada.

Lloro en las bodas, y me resguardo en mi interior en los funerales.

Respiro hondo cuando estoy sola al sol.

Digo “te quiero” sin venir a cuento.

Me gusta mojarme con la lluvia y abrazarme cuando me despierto temprano.

Me importa más una carta de amor que un anillo de brillantes.

Observo personas e intento saber cuál es su estado de ánimo por su manera de caminar, hubo un tiempo en que incluso las clasificaba por colores. Y otras veces las veo y me meto en su cuerpo y se cómo se sienten.

Me encanta sorprender a los que quiero.

Se me eriza la piel con una canción.

No tengo límites cuando me enfado. Tampoco cuando amo.

No me cuesta perdonar.

Sueño despiertautoretrato_reflexionesalbordedeloscuarentaa con el futuro.

Creo firmemente que cuando deseas una cosa con fuerza, ocurre.

También sigo creyendo en la bondad de las personas y me gusta encontrar la fibra sensible de cada una.

Tengo ideas absurdas acerca del destino, que no tienen sentido pero que para mi son completamente válidas.

Y creo que cada uno de nosotros puede cambiar si quiere y se lo propone.

Me conozco mas cada día. Y sorprendentemente, me gusto también mas cada día.

 

 

 

Autor: Ana Fernández

Jamás olvidaré lo que soy

14 comentarios en “AUTORETRATO”

    1. Muchas de mis claves están aquí. Ideas absurdas porque yo creo firmemente que tenemos un destino marcado en gran medida, y eso choca con lo que piensan la mayoría las personas que me rodean. Nadie viene a nuestras vidas por casualidad, viene con una misión. Y se va cuando hemos aprendido lo que esa persona debía de enseñarnos, o se queda para siempre. Nosotros podemos decidir sobre ese aprendizaje,ahì no manda el destino, pero si que creo que hay una parte predestinada.

      Le gusta a 2 personas

  1. Tienes razones para gustarte, a nosotras nos encantas, nos enamora tu sonrisa y sobre todo tu corazón. No creo en el destino pero en este caso lo haré y pensaré que me ha traído aquí como premio por algo que no merezco o para salvarme a pesar de mi mala idea. Un gran abrazo y besines, Anita y sobre todo Gracias! por lo que das, por lo que eres.

    Le gusta a 2 personas

  2. Guau! Coincido en muchas cosas contigo. Eres tan tierna, tan sensible y tan dulce, que las palabras se quedan cortas para definir lo que transmites y sientes. Tienes que traspasar una energía cuando abrazas, acaricias o tocas, que haría sonreír al ser más triste. Por cierto, viendo tu mirada, tu sonrisa, tu cara y tu cuerpazo, entiendo por qué eres el sueño erótico de tantísima gente. Besines retratados

    Le gusta a 2 personas

  3. Que afortunados los que te tienen al lado!!! Me siento identificado con tantas cosas!!! Preciosa entrada. Eres lo que yo defino como una persona NORMAL dicho con mayúsculas. Como algo soberbio. Enhorabuena

    Me gusta

  4. Aquí tenemos las claves que configuran a una mujer apasionante, privilegio que ella nos otorga. Aquí comprobamos que un universo emocional extraordinario, junto a una fuerte capacidad de observación, es lo que conforma ese perfil tan atractivo para muchos de sus lectores. Es todo un honor que una persona tan exquisita ponga en bandeja sus preferencias, muestre nítidamente sus inquietudes y exponga aquello que la enardece.
    Quien sepa leer, que lea.
    Gracias, Ana, porque no todos somos capaces de exponer nuestra alma con tanta pasión. Algunos, incluso, la ocultamos tras una coraza impenetrable. No me extraña que te gustes más cada día.

    Le gusta a 1 persona

    1. Gracias a ti por este comentario lleno de palabras preciosas.
      Las corazas, querido Peter, solo ocultan corazones enormes. Y a menudo, no son tan impenetrables como parece. Yo aprendí a despojarme de la mía cada día mejor. Un besazo y gracias!!!

      Me gusta

Los comentarios están cerrados.