DESCAFEINADO

El otro día le digo a un amigo que vi muy estresado

-Tómate una cerveza y cálmate.
Y me contesta que con alcohol no se trabaja bien, y tiene toda la razón del mundo.
Pero le recordé que hay cerveza sin alcohol también, y me contesta que la cerveza sin alcohol le da “yuyu”.
Cuando conseguí dejar de reírme, le pregunté lo que significaba eso y me dice que le da “yuyu”, que es como el café con sacarina, que no le gusta nada.
Y en eso también tiene toda la razón.
Las cosas intensas de la vida, hay que tomarlas como son en esencia.
Nos ha entrado ahora una costumbre de quitarle la gracia a todo que es aburridísimo.
La cerveza sin alcohol o el café con sacarina son  algunas de esas cosas.
¿Qué gracia tiene una café con sacarina?
¿O un descafeinado?
Pues como dice mi amigo, para eso me tomo un
poleo que está buenísimo.
¿Y la mayonesa light?
¿Qué me decís de la mayonesa light?
Pues la mayonesa hay que comerla de la de toda la vida o no comerla en absoluto porque una light no sabe absolutamente a nada.
Lo mismo que la Coca cola, que a mi no me gusta, pero si es ligth y sin cafeína ya parece agua con azúcar.
Y ya no hablamos del pan sin sal, o el integral, que pringas en la salsa del filete y no moja ni como dios manda!
 Pues para comer el pan así, mejor no lo comas.

Y yo, que de intensa tengo un rato, prefiero las cosas en su esencia, y nada de descafeinar, que si resulta que la vida la hacemos descafeinada, menudo aburrimiento nos queda.

UNA MADRE

Ahí va la de hoy, esta vez dedicada a todas las madres, a ver a cuántas de vosotras os suena el relato.
Madrugón el domingo para planchar porque con este calor es imposible hacerlo a otra hora que no sean las ocho de la mañana.
Después del tute de plancha, el desayuno y demás, salgo a correr, me hago mis kilometrines y sólo pienso en la maravillosa ducha que voy a dar cuando llegue a casa.
Entro por la puerta….
-Mamá ¿qué me pongo?
-Mamá no encuentro el cargador de la consola
-Mamá…….
Podéis añadir las preguntas que queráis, hay un amplio repertorio.
Después de estirar un poco mientras respondo preguntas varias, sobre ubicaciones varias e indumentarias varias, anuncio:
-Me voy a duchar!
En mi caso, la ducha dura aproximadamente unos diez minutos, quince si contamos el pipí de antes y la crema hidratante de después, que ya es lujo del todo.
Pues yo me pregunto, cómo es posible que mi familia no pueda pasar sin entrar al baño, en casa tenemos dos, por lo menos tres veces en lo que dura mi ducha?
A mi no me molesta que entren al baño, que yo para eso no soy nada maniática, pero por dios, un poquito de compasión, que quiero una ducha relajante y tranquila de diez minutos!
¿Es mucho pedir?
¿Os suena de algo?
Si es que madre no hay más que una…

LAS MANOS QUE ENSEÑAN

Cuando somos pequeños, siempre hay una mano, habitualmente de nuestros padres, que nos lleva y nos guía por los caminos que no conocemos.
Esa mano, nos enseña a caminar, a levantarnos, a comer, en definitiva, a vivir.
A medida que crecemos, y sobre todo cuando llegamos a la edad adulta, creemos que todo está aprendido ya, o no queremos conocer más de lo que ya sabemos, porque nos instalamos en la tan nombrada zona de confort y de ahí  no salimos para nada.
Pues bueno, yo, desde que estoy en esta crisis de los cuarenta, me estoy encontrando con manos que me llevan por caminos para mi desconocidos, y estoy descubriendo todo un abanico de cosas que me encantan y que jamás pensé que sería así.
Ha habido una mano, bueno varias, que me han llevado por el camino de running y se lo agradezco infinito porque me chifla.
Ha habido una mano que me ha llevado a encontrar mi gigante interior, y también se lo agradezco porque conocerse es la mejor manera de superarse.
Ha habido manos que me han llevado a conocer un poco de música clásica y descubrí que nunca es tarde para empezar a escucharla.
Ha habido una mano que me ha llevado a probar la comida asiática y estaba buenísima.
Y también hay una mano, que me ha llevado a conocer el jazz y resulta que me gusta de verdad.
El caso es que nos cerramos a nuevas experiencias, porque nos anclamos en lo de siempre, pensando que vale más lo malo conocido, pero nunca es tarde para descubrir, experimentar, sentir y vivir nuevas emociones.
Ahora voy a empezar con las experiencias gastronómicas que a mi me molan un montón y los mismo acabo en el Bulli!!
Ah no, que ya cerró!
Vaya por dios!

FELIZ CUMPLEAÑOS

Normalmente mis reflexiones salen solas, así a bocajarro, sin pensar demasiado.
Algunas de ellas van dedicadas, y esas son las que menos me cuestan porque emanan del sentimiento puro y duro.
Esta es una de ellas. Hace más de veinte años que te conozco y has sido mi mejor amiga durante nuestra adolescencia.
Las circunstancias de la vida, hicieron que perdiésemos el contacto, pero como los sentimientos profundos son los que mejor resisten el paso del tiempo, el destino hizo que nos volviésemos a encontrar.
Casarse tan joven y tener un hijo, entonces, me pareció la locura más grande que se puede hacer, pero me has demostrado que eres una de las personas más íntegras que conozco.
Has demostrado que eres una madre increíble, y una esposa aún mejor, y al igual que tu matrimonio, nuestra amistad a pesar de las distancias, también ha resistido los veinte años.
Pero sobre todo, eres una de las mujeres más maravillosas que he conocido.
Sensible hasta el infinito y más allá. Dulce y cariñosa como no puedes serlo más.
Me encanta tu frescura y tu buen humor.
Siempre me has parecido muy guapa, pero ahora lo eres aún más porque la mayor parte de tu belleza, está dentro de ti.
Hoy quiero desearte que tengas un cumpleaños maravilloso, con todos los que te adoramos. Y que dentro de otros tantos años, lo podamos seguir celebrando juntas.
Un beso mi niña
Te admiro y te quiero mucho Carmen.